Historias de las personas refugiadas colombianas viviendo el reasentamiento

[Articulos Individuales de la edicion de Intersecciones de otoño de 2017 se publican en este blog cada semana. La edicion completa puede ser encontrada en MCC’s website.]

Tener que huir del hogar como refugiado(a) es traumático. El reasentamiento, que puede estar lleno de esperanza y parecer una forma de salir de este trauma, es difícil también. En 2013, entrevisté a siete personas adultas, ahora todas ciudadanas canadienses, que emigraron a Canadá como refugiados de Colombia hace más de una década. El estudio exploró las experiencias de las personas participantes de ser refugiadas y comenzar nuevas vidas en Canadá. A lo largo de estas entrevistas se repitieron dos metáforas clave: desarraigo y renacimiento.

Una fuente del trauma de las personas refugiadas proviene del huir de casa. Las agencias que trabajan para reasentar a las personas refugiadas deben comprender y explicar este trauma. Un refugiado reasentado que entrevisté, que había trabajado por los derechos humanos de los campesinos y pequeños agricultores, ofreció una metáfora agrícola comúnmente utilizada por las personas desplazadas de las zonas rurales y agrícolas para explicar la esencia de convertirse en refugiado(a).

Los desplazados usan una palabra que expresa muy bien lo que significa—arrancados— ser desarraigados… arrancar es agarrar una planta y sacarla de raíz, tierra y todo, no importa si se magulla —¡magúllela! —pero sáquela de la tierra con su raíz. Creo que esto es como la realidad de un refugiado. Hemos sido rudamente arrancados de nuestra tierra, y esto obviamente crea profundas heridas. . . Y así, obviamente, llegas con sentimientos muy profundos de vacío.

Además, explicó que convertirse en un refugiado(a) es “un cambio total de vida y es algo que uno está obligado a hacer. No es una ‘decisión libre’ que tomas porque quieres buscar una vida mejor. No, es algo que haces porque tienes que hacerlo, porque no tienes otra opción”.

Numerosos participantes del estudio describieron la experiencia de reasentarse en Canadá como un nuevo nacimiento, usando metáforas como “renacer”, “estar recién nacido”, “comenzar de cero” o “reconstruir la propia vida”. Un participante del estudio explicó lo que entendía por un nuevo nacimiento:

Quiero dejar todo eso atrás. No quiero volver. Nunca. Quiero renacer. Quiero ser otra persona y quiero —sí, me gustaría empezar una nueva vida. Es decir, una vida nueva, un nuevo nacimiento. Como he dicho, no tienes inglés, no sabes hablar, no sabes caminar, sales —te perdiste . . . no sabes leer, no sabes nada. Eres un recién nacido aquí.

Otro participante hizo referencia a pérdidas en el proceso de renacer:

Todo estaba perdido. Pero todo tendría que regresar. . . Cuando aterrizamos en tierra canadiense le dije a mi esposa: “Aquí vamos a renacer”. Tenemos que aprender el idioma, tenemos que aprender a sobrevivir, tenemos que aprender a hacer amigos, tenemos que volver a ser una familia. Estas son las cosas grandes que suceden. Y así empezamos todos nosotros.

Explicando la metáfora de renacer un poco más, él elaboró:

Es como las etapas de la vida, creo que viene en etapas. ¿Cómo fue el nacimiento? ¿Qué tan difícil fue el trabajo de parto? Mi nacimiento fue difícil… con un montón de complicaciones, que eran como mi familia a mi lado. . . Entonces, nos desarrollamos y nosotros mismos nos convertimos en los médicos que trataron con la situación. Y empezamos a encontrar soluciones y hacer nuestros propios medicamentos. . . Después viene el proceso de madurar el inglés… entre cero y tres años estás aprendiendo a escuchar y aprender las palabras. Más tarde, es como conocer el mundo, saber quiénes van a ser tus padres, quiénes son tus hermanos. Es como el libro de la vida —renacer y hacer todo eso en un corto período de tiempo.

El desafío de comenzar de nuevo como adultos fue descrito por otro participante como “partiendo de cero, en todos los sentidos. Lo único es que somos cuerpos de 40 años, pero totalmente vacíos porque no tenemos el idioma, no tenemos amigos, no tenemos dinero, no tenemos absolutamente nada”. Tales descripciones metafóricas vívidas de partir de cero y renacer resaltan los desafíos que enfrentan las personas refugiadas al reconstruir sus vidas, a menudo, en la edad madura, en Canadá. Quizás no tan obviamente, estas representaciones de reasentamiento como renacimiento también contienen indicios de posibilidad, esperanza y determinación.

Habiendo comenzado de nuevo una vez antes, los participantes hicieron hincapié en que, aunque difícil, empezar de nuevo es de hecho posible. Al hablar de la idea del reasentamiento como un renacimiento, un participante describió lo que el renacer podría implicar a largo plazo: “Llegas aquí para renacer, para empezar a estudiar, para empezar a crecer. . . para aprender a ser voluntario, para ser más voluntario de lo que uno ya es… y dar lo que tienes para ayudar a las personas que llegan”. Varias mujeres en el estudio enfatizaron su habilidad para superar obstáculos y barreras en el proceso de reasentamiento y mencionaron la importancia de “tener tiempo para todo” (trabajo, familia, amigas y amigos, ayudar a otros) en la vida. Ella explicó “Tienes que dar para recibir. . . Nosotros decimos que ‘fuimos bendecidos, tenemos que bendecir a otros’. Y lo hemos hecho muchas veces”.

Las dos imágenes de desarraigo y renacimiento abren una ventana a las luchas de las personas refugiadas reasentadas. Si bien el comienzo de la experiencia de las personas refugiadas es el de ser, más o menos, desarraigadas y partir de cero, esto no define la totalidad de la experiencia. A medida que el nuevo país se convierte en el hogar y la vida se restablece, surge una oportunidad para el renacimiento. Mientras que el renacimiento está repleto de desafíos, puede ser una imagen llena de esperanza para guiar a las personas refugiadas a asentarse en sus nuevos hogares.

Shalom Wiebe es gerente de programa de HOPE International Development Agency. Anteriormente trabajó con el CCM en Colombia como trabajadora de apoyo para personas desplazadas internamente.

Aprende más

Munoz, M. “Continuum of Success: A Case Study of Colombian Refugee Women in Canada.” Doctoral dissertation, Faculty of Social Work, University of Calgary, 2011.

Riaño-Alcalá, Pilar, with Patricia Diaz, Amantina Osorio, and Martha Colorado. The Forced Migration of Colombians: Colombia, Ecuador, Canada. Corporación Región: Medellin, Colombia and Vancouver: School of Social Work, University of British Columbia, 2008. Disponible en: https://yorkspace.library.yorku.ca/xmlui/ handle/10315/2592.

Wiebe, Shalom. “Colombian Refugees’ Stories of Navigating Settlement.” Master’s thesis, Faculty of Social Work, University of British Columbia, 2013. Disponible en http://hdl.handle.net/2429/44942.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s